HORAS DE INGENIERIA POR AÑO

MÁS DE 25,000

MAS INGENIEROS QUE EN CUALQUIER OTRA EMPRESA DE ENGRANAJES

NUESTRA EXPERIENCIA

EL EQUIPO DE HORSBURGH & SCOTT TIENE CASI 130 AÑOS DE EXPERIENCIA DISEÑANDO, FABRICANDO Y DANDO MANTENIMIENTO A SISTEMAS DE ENGRANAJES DE TRABAJO PESADO ALREDEDOR DEL MUNDO

Tenemos diseños estándar probados para sistemas de engranajes de hasta 5000 HP y 4 millones de libras-pie de torque, con velocidades desde 0.5 hasta 3600 rpm. Si no contamos con una caja de engranes estándar para satisfacer sus necesidades, tenemos la experiencia en ingeniería para diseñar la caja de engranes a la medida de su aplicación específica. Nuestros ingenieros de servicio de campo están altamente capacitados y tienen amplia experiencia en reparaciones en sitio y análisis para mantener su negocio funcionando a toda capacidad.

NUESTRO ORIGEN

LAS RAICES DE HORSBURGH & SCOTT PROVIENEN DE HADDINGTON, ESCOCIA DESDE LOS AÑOS 1870...

Frank Horsburgh nació en 1854, en el pueblo de Haddington, cercano a Edimburgo, Escocia. Trabajó como aprendiz de una tienda de máquinas para convertirse en un maquinista asalariado. Llegó a los Estados Unidos en 1881 para visitar a su hermano en Cleveland, Ohio. Trabajó en Minneapolis durante un invierno y se desalentó, principalmente por el frío, regresó a Escocia en 1882. Su madre lo instó a regresar a los EE.UU. para buscar mejores oportunidades y regresó a Cleveland, Ohio.

En 1886, Horsburgh y otro constructor de molinos llamado Thomas Scott se asociaron y abrieron una tienda de máquinas en la calle Canal # 108, en Cleveland. La mayor parte de su trabajo era para una empresa local de autos, fabricaban cables para trolebús y conectores de cable. Poco después compraron su primer equipo para fabricar engranes rectos y ejes piñón para los conductores de los trolebuses.

En 1889, la asociación con Scott se disolvió y Frank Horsburgh siguió adelante por su cuenta. En 1903, decidió establecer formalmente el negocio como Horsburgh & Scott Company. El taller se trasladó a su ubicación actual, donde cerca de 20 empleados trabajaban en un edificio que ocupaba 6.000 pies cuadrados.

Durante las tres primeras décadas del siglo XX, pasando épocas buenas y malas, se añadieron dos edificios adicionales para albergar diferentes tipos de cortadores de engranes, y en 1927, se tuvo la primera generadora de engranes Sykes Herringbone de la compañía. En esos tiempos, la necesidad de engranes cubiertos se hizo evidente, y el primer reductor de velocidad (una unidad de tornillo sin fin) fue construido. Unidades de engranes rectos, helicoidales y de herringbone se añaden a la línea de productos.

Frank Horsburgh permaneció en la compañía hasta su muerte en 1933 a la edad de 79 años. Sus hijos, Robert y Thomas, quienes se unieron a la compañía en 1913, se hicieron cargo. Graduados de la escuela de ciencias aplicadas Case, hábilmente guiaron a Horsburgh & Scott a través de la Gran Depresión de los años 30 y a través de la guerra de los años 40. Los tres hijos de Robert, Chuck, Don y Ken, (también graduados de la escuela Case con títulos de ingeniería) se unieron a la compañía, en ese tiempo el enfoque principal de la empresa era la fabricación de cajas de engranes para la industria siderúrgica.

Con el final de la Segunda Guerra Mundial llegaron nuevas demandas de cajas de engranes para apoyar la expansión de bienes de capital de Estados Unidos. Consecuentemente Horsburgh & Scott comenzó a crecer a un ritmo sin precedente. Se agregaron más edificios para albergar nuevo herramental y máquinas, se pasó a mayor grado de ingeniería, y se introdujeron nuevos productos para satisfacer nuevos mercados. La compañía experimentó una época de crecimiento controlado, por un período de 25 años y bajo la dirección de Chuck, Don y Ken Horsburgh, Bud Beaumont y un fuerte Consejo de Administración.

En 1973, el hijo de Ken, Christopher se unió a la compañía, seguido por Ken Jr. en 1982, convirtiéndose éste en la cuarta generación de gestión en Horsburgh & Scott. Los altos costos de mano de obra en los EE.UU. provocaron una repentina disminución en bienes de capital de industria pesada y el inicio de la competencia internacional, crean desafíos significativos.

En 1979, Horsburgh & Scott (H&S) realiza la venta de acciones transfiriendo la propiedad de un grupo de consejo de la familia Horsburgh y algunos accionistas, a una de Propiedad de Participación de Empleados (ESOP). Todos los empleados de H&S fueron dueños de H&S.

En 1988, Chris y Ken Jr. revirtieron la decisión ESOP y compraron las acciones a todos los empleados. El producto de la venta se distribuyó entre los empleados a través de un plan calificado de manera que cada empleado pudiera convertir sus acciones en una cuenta de retiro (401K) que ellos podían gestionar de manera particular. Esto hizo que Horsburgh & Scott fuera nuevamente una empresa privada.

En 1995 la empresa P & H Mining compró a Horsburgh & Scott para ampliar sus líneas de fabricación de equipos de minería. El Sr. Harnischfeger, propietario de la división minería de P&H, con sede en Milwaukee, fabricante de equipos para las industrias de papel, pulpa e industria minera, tuvo ventas durante el primer trimestre de ese año por USD$634.3 millones. P&H mantuvo la propiedad de la empresa por los siguientes 10 años.

En 2005, P&H decidió abandonar su inversión en la participación en Horsburgh. Después de una larga búsqueda por un comprador y de analizar varias ofertas, Chris Horsburgh y otros tres inversionistas compraron nuevamente la empresa, para convertirla en propiedad privada.

En noviembre de 2007 vendieron la empresa a una firma de capital privado, Bolder Capital. Durante más de 5 años de propiedad, Bolder Capital invirtió USD$25 millones en equipos de tecnología de punta y en capacidad de planta de tratamientos térmicos. En 2012, GENNX360, una firma de capital privado compró Horsburgh & Scott y continúa siendo su actual propietario.

GEAR UP CON HORSBURGH & SCOTT


CONTACTAR UN REPRESENTANTE DE VENTAS

216-431-3900


CONTACTAR UN INGENIERO

INGENIERÍA, FABRICACIÓN Y MANTENIMIENTO DE ENGRANES A NIVEL MUNDIAL